Bola 2

Posts Tagged ‘esquiadores’

Consejos para futuros esquiadores mandarinos

Written by admin on . Posted in Blogs

Querido futuro esquiador mandarino,

Ahora que he estado ahí, te puedo hablar sinceramente. Así entenderás por qué he faltado los últimos seis domingos al parque, por qué me iba los sábados pronto a dormir y, por qué me has visto tan moreno estas últimas semanas.

He aprendido a esquiar con Mandarina Sports. Que sí, que sí: te puedo enseñar mi diploma que nos la dieron en el club el último día de clase. Pone mi nivel y está firmado por mi monitor.

Te cuento como fue todo…

Primero fueron las alfombras mágicas. El primer día estuve con mi monitor en los remontes de Valdesquí. Parecíamos unos astronautas, con nuestros cascos, gafas y botas. Éramos un grupo de varios niños y niñas y cuando no me caía yo, se caían los demás. Vamos, que mi primer domingo me lo pasé en el suelo y aprendiendo a cómo subir en los remontes. La verdad es que era fácil porque eran como unas alfombras mágicas que te llevan arriba sin que te tengas que mover. Si te atreves a apuntarte la próxima temporada, recuerda: manos en las rodillas cuando subes a la alfombra mágica.

También aprendí a hacer la “casita” para aprender a frenar cuando me deslizaba por la nieve. Mirando a mi alrededor, había mucha competencia, casi todos hacían casitas. Mi monitor me decía todo el rato “manos en las rodillas, cierra más la casita”. Jejejej pero al final era muy divertido.

IMG_1650 (Copy)  Y, sabes una cosa, ¡¡ los aviones sirven para el esquí !!

Ya en mi segundo domingo, por la tarde, dejamos la alfombrita y nos subimos a una silla voladora que nos llevó a una cabaña. Y de ahí, bajamos por una pista muy larga que se llama La Pradera.

Me gustaba, era amplia y larga. Pero esto iba en serio: ahora mi monitor nos pedía hacer giros. ¿Sabes cómo se hacen? Pues haciendo “aviones”. Para girar, tenía que ir cambiando de peso, tal y como nos indicaba el monitor tocándose las botas con los brazos extendidos. ¡Qué gozada!

   

Mis amigos de Valdesquí. He hecho muchos amigos. Mi monitor me dejaba subir con algún adulto en la telesilla. Esta máquina es maravillosa, porque te lleva a lo alto de toda la montaña y ves a los otros esquiadores debajo tuyo, dejando sus huellas sobre la nieve. Es muy chulo.

A la salida de la telesilla, yuhuuu, un pequeño empujoncito y ya me deslizaba sobre la nieve hasta la salida de la pendiente. Ahí nos poníamos en fila, detrás de mi monitor y empezábamos a construir nuestras casitas y hacer los giros. Todos en fila y siguiendo la huella de mi monitor.

Las carreras Mandarinoas. No todo son giros y frenar. Cuando la pendiente es planita, mi monitor nos dejaba hacer carreras entre nosotros. Agachados, esquís en paralelo y a deslizarse! Gané dos veces y me dieron chuches como premio.

Ah, y hay chuches también al final de cada clase, en el bus, mientras nos van nombrando para ver si estamos todos listos para la vuelta.

¿Sabes que he esquiado en la Bola del Mundo?  Donde mejor me he sentido ha sido en la Bola del Mundo. Es la parte más alta de Valdesquí y allí se veían todas las montañas nevadas. Ahora entiendo que hay que ser Mandarino@ para subir a este sitio. Es algo así como recibir una medalla, porque es lo más alto en Valdesquí, y yo estuve ahí. Y, lo mejor ¿¿¿sabes que estás 20 minutos sin parar de esquiar hasta el autobús???????

IMG_1875 (Copy)Esta carta tiene un final Mandarino.  Los dichos de los adultos nunca los he entendido muy bien. Pero el de “todo lo bueno termina pronto” sí que lo entiendo. Mi invierno “Mandarino” ha terminado. Nos hicieron una fiesta  el último domingo y me dieron una medalla!!!

Espero ahora entiendas mi ausencia y sepas que esta pequeña historia tiene un final muy bonito, ahora puedo bajar por toda la Estación gracias a mi monitor de Mandarina Sports.

 

Si te atreves, este año tienes la aportunidad de aprender y podremos esquiar juntos… porque ¡¡¡yo no me lo voy a perder!!!

Siguenos en Facebook

Twitter Timeline